Feramon's Blog

Just another WordPress.com weblog

63 AÑOS DE LA TELEVISIÓN COLOMBIANA

inauguracion TV Col 50sLa historia de la televisión colombiana está llena de curiosidades y anécdotas, de un medio de comunicación mundial que nació al tiempo que iniciaba el conflicto más mortífero en la historia de la humanidad, la segunda guerra mundial.

Los primeros canales de televisión NBC y CBS solo les permitían prender sus emisiones alternándose dos veces a la semana, las autoridades norteamericanas, ya conocían su poder para mover las masas, con la experiencia de Alemania en 1936.

ADOLFO HITLER EL INSPIRADOR

En 1935-1937 Berlín emitía una estación de televisión como un servicio público y de permanente propaganda del Estado. Los juegos Olímpicos de 1936 fueron transmitidos a varias ciudades alemanas y a Viena, la imagen de Adolfo Hitler ocupaba la pantalla más que las estrellas del deporte.

El gobierno alemán invitó cerca de 2.000 dirigentes internacionales, para hacerles una demostración del material bélico a su disposición; entre ellos estaba un ingeniero civil y mayor del ejército colombiano. Como parte de los actos se les mostró el invento de la televisión como un medio masivo de comunicación y de efectiva propaganda para los Estados.

ODIPE

foto Historia de una Travesía – Inravisión

El oficial colombiano llegó a la presidencia el 13 de junio de 1953, era Gustavo Rojas Pinilla. De inmediato creó la Oficina de Información y Propaganda del Estado -ODIPE- Rojas Pinilla trajo el estilo de Benito Mussilini copando todos los medios de comunicación a su alcance. Nombró al abogado Jorge Luis Arango como su jefe, dependiendo directamente del despacho presidencial y le asignó presupuesto propio; copiando al jefe de propaganda nazi Paul Joseph Goebbels. El presidente tenía carta blanca para realizar obras de importancia dada la bonanza cafetera. De inmediato Arango le recordó la idea pendiente de traer la televisión a Colombia, en vista que la post guerra ya generaba desarrollo.

SI QUIERE QUE NO SE HAGA DESIGNE UN COMITÉ

Esta vieja premisa se cumplió al pie de la letra. El presidente designó a los ministros de Educación, Gobierno y Comunicaciones, acompañados de la Contraloría para que estudiaran la factibilidad de traer al país el novedoso medio masivo de comunicación, pasaron dos, tres meses y nada pasó. Rojas llamó a su jefe de propaganda y le dio la orden de hacerlo todo desde el despacho de ODIPE y obviar los obstáculos que quería imponer la Contralor, la meta era concreta “quiero inaugurar la televisión cuando cumpla un año de gestión, como se lo he prometido a los colombianos”.

EL MELÓMANO GÓMEZ AGUDELO

RTI

Mientras el magistrado José J. Gómez trabajaba en el poder judicial, su hijo Fernando Gómez Agudelo, prefirió probar con el manejo de novedosos equipos de sonido y la música culta. Pero el 18 de junio de 1953 su padre lo “obligó” a aceptar el cargo de director de la Radiodifusora Nacional, según dice Hernando Téllez B. en su libro “25 años de la televisión colombiana”. Agudelo cambió los viejos equipos de la Radiodifusora remplazó el transmisor de 5 Kw por uno nuevo de 10 Kw que cubriera desde el cerro El Rosal toda la sabana de Bogotá.

El doctor Jorge Luis Arango le propuso liderar el proyecto, Gómez Agudelo de inmediato viajó a los Estados Unidos a encontrase con su hermano Ricardo, un físico aventajado de Massachessets Institute of Tecnólogy –MIT- con un grupo de expertos analizaron la topografía colombiana y concluyeron que las antenas que fabricaban en el país del norte no eran apropiadas.

ALEMANIA TENÍA EL TRANSMISOR

transmisor siemens

Jorge Luis Arango viajó a Alemania para contactar a un directivo de la Siemens empresa que se había ido de Suramérica por causa de la segunda guerra mundial. Arango recibió dos noticias, una buena y una mala: la buena era que sí fabricaban una antena capaz de sortear la agreste topografía colombiana; la mala era que acababan de empacar el último transmisor con destino a la República del Líbano y fabricar uno demoraría tres meses. Arango habló con los directivos les prometió que volvieran a Suramérica y que les ayudaría con gestiones y recomendaciones ante países amigos.

trans.1

Bajo esa promesa de inmediato dieron la orden de destapar los “guacales” que decían “Rep. Del Líbano” reempacaron los equipos en otro marcado con “Rep. de Colombia” y lo despacharon al otro día a Bogotá.

 

elenco radio nacional

Primer elenco colombiano 

Mientras tanto Fernando Gómez Agudelo llegaba a un acuerdo con la norteamericana Dumont y traerían las cámaras de trípode y Dolly, las consolas de audio y demás equipo técnico para la dotación de estudio. En Alemania contactaron a Joaquín Quijano Caballero un colombiano experto en comunicaciones de la universidad de Berlín quien apoyó el proyecto y fue encargado de instalar los dos primeros transmisores que serían parte de la Red Nacional de Televisión más moderna y compleja de América.

UN DIARIO FUE LA PRIMERA IMAGEN

Rojas Pinilla tuvo que interceder para que los pacientes y médicos del hospital Militar dejaran instalar el transmisor en la terraza del edificio, alegaban que la radiación les podía afectar. En Manizales se instaló la antena en el límite exacto de la nieve del nevado del Ruíz, para eso se llevó la carretera hasta ese lugar, la cual ha servido desde entonces para fines turísticos.

primera paginaFinalmente el 1° de mayo de 1953 se hizo la primera prueba, con una cámara enfocaron la primera página del diario El Tiempo, imagen que debían recibir sin novedad en Manizales a 300 kilómetros de Bogotá.

La segunda imagen que se envió fue el llamado “patrón de la televisora nacional” y por último una toma de un técnico moviéndose frente a la cámara. Las pruebas fueron un éxito.

LOS CUBANOS VINIERON COMO TURISTAS

La televisión llegó a Cuba el 24 de octubre de 1950, el canal 11 de la Habana había quebrado, entonces Fernando Gómez Agudelo viajó y convenció al “zar” de la televisión cubana Goar Maestre, al presidente de la Asociación cubana de Productores, Gaspar Arias y a 20 técnicos entre camarógrafos, sonidistas, luminotécnicos y decoradores del fallido canal; se los trajo de inmediato, algunos de ellos hasta con sus esposas. La misión era preparar los primeros programas y capacitar personal colombiano.

Lo cierto es que los cubanos se sintieron muy bien en Colombia y no querían regresar a su tierra, luego de seis meses, fueron denunciados ante la aduana por no tener permiso de trabajo y estaban en condición de turistas. La mayoría de cubanos abandonaron el país.

El asesor General era Goar Mestre; productor Gaspar Arias; camarógrafos Julio Veranés, Sergio Segarra, Fernando Virgos; sonidistas Juan Tabio y Dionicio Kamanel; además Juan Loainas, Guillermo Siqueira, entre otros.

PRIMEROS TELEVISORES

televisorLos primeros televisores importados eran muy costosos valían en promedio $860 c/u de las marcas Daro, Philips, Philco, Vergara y Telefunken. Para la inauguración algunos fueron instalados en almacenes J. Glotman y en los mejores bares del centro de Bogotá así:

Bar El Australiano de la Cra 13 # 13-74  – Leon´s Bar Cra. 8ª calle 14 –

Bar Estela Calle 13 No. 16-29 – El Regia Cra. 9ª # 14-53 – El Alcázar y en el Automático

 

En las vitrinas de los almacenes prendieron los receptores de 21” para que las gentes se arremolinaran afuera bajo la lluvia y el frío, para ver a Don Julio E. Sánchez Vanegas y a Álvaro Monroy Guzmán, maestros de ceremonia del evento de inauguración de la televisión, que se emitió por el canal 8, aquella noche del 13 de junio de 1954.

jes          Para popularizar el novedoso electrodoméstico, la presidencia hizo una licitación pública para importar directamente y sin intermediarios 20.000 televisores que el Banco Popular se encargaría de vender en cómodas cuotas, esta vez el precio de un televisor de 21 pulgadas era de $385, 44% menos. Llegaron marcas como Emerson, RCA y Raytheon que se sumaron a los existentes Philips y Telefunken

EL CARGO DE PRODUCTOR

El primer encargado de “switchear” cámaras fue Gaspar Arias, cuando iban a comenzar la transmisión dijo que necesita el productor a su lado para “ponchar” las tomas sugeridas. La sorpresa fue total Fernando Gómez Agudelo dijo que no habían previsto ese cargo y que debía hacerlo Arias también. Desde ese día se dio la costumbre de llamarle al director de cámaras como “productor”.

El primer “productor” colombiano fue entonces quien ejercía el cargo de Jefe de Control de emisión y grabaciones de la Radiodifusora Nacional, don Manuel Medina Mesa. Le acompañaron Miguel Rodríguez, Fernando Laverde, Miguel Ayuzo y los coordinadores de piso Henry Ávila, Miguel Briceño y Ciro A. Linares.

Las primeras mujeres productoras fueron Mercy Merchán y Consuelo Salgar de Montejo que venía de la agencia McCann Erickson. Los primeros escenógrafos fueron los ecuatorianos Paco y Pepe Beltran y luego asumieron Pizarro, Duval y Gutiérrez. Los decorados más complejos para teatro clásico se encargaban a Saúl García y a David Manzur. Estos profesionales ganaban un promedio de $1.100 pesos mensuales.

LOS EQUIPOS IBAN PARA LA ETB Y LLEGARON A LA BIBLIOTECA

El 15 de diciembre de 1953 llegaron los contenedores con los equipos de la Dumont la primera idea fue instalarlos en el segundo piso de la empresa municipal de teléfonos, pero la cra. 7ª era muy ruidosa, razón por la cual eligieron los sótanos del edificio de la Biblioteca Nacional ubicada en la calle 24 # 5-80, un local con buenos espacios pero muy peligroso en caso de un incendio porque no tenía suficiente ventilación y salidas de emergencia.

tv

Calle 24  No. 5-80 primera sede de la televisora nacional

Fernando Gómez Agudelo encargó al prestigioso arquitecto Walter Duchinsky el diseño de un edificio con todas las características para preproducir, producir y emitir la televisión. Finalmente este se construyó en 1969 en la Avenida El Dorado 46-76 zona del Centro Administrativo Nacional –CAN-.

PRIMERA UNIDAD MÓVIL

unidad movilEl objetivo era mejorar las transmisiones a control remoto, para eso se trajo lo que llamaban “la última palabra” en unidades móviles, fabricada por Laboratorios Allen B. Dumont de New Jersey, era una unidad tipo “Tele-Cruicer” que llegó a Buenaventura en un barco ecuatoriano en septiembre de 1954. La ubicaron en Girardot para transmitir una concentración popular en homenaje a Rojas Pinilla.

EL PRIMER NOTICIERO

El primer noticiero duró tan solo tres meses al aire de trataba de “Noticiero Gráfico” una reseña repetida de los principales acontecimientos que salían publicados en los diarios colombianos, que tenían excelente lecturabilidad.

PRIMER PROGRAMA COMERCIAL

El primer programa comercial de la televisión colombiana fue “Lápiz Mágico” con el auspicio del Banco Popular y dirigido por su jefe de relaciones públicas Sr. Alberto Acosta Penagos. Lo presentaba Doña Gloria Valencia de Castaño con la participación de caricaturistas de la talla de Hernán Merino, Enrique Carrizosa y Chapete.

FALTABA DINERO

El montaje de la televisión colombiana tuvo una inversión inicial de $1.100.000 pesos, pero el dinero para su sostenimiento empezó a faltar. Fue a finales de 1954 que don Fernando Londoño Henao entonces vicepresidente de Caracol radio, propuso la comercialización del 50% de los espacios. El Min. de Hacienda Carlos Villaveces y el jefe de ODIPE Jorge Luis Arango acogieron la idea y firmaron con la empresa TVC en sociedad con la cadena RCN, durante dos años.

Finaliza este relato anecdótico y de memoria sin mayor profundidad que la escrita en decenas de ensayos, documentos, libros y por sobre todo el testimonio de sus protagonistas. Hoy 13 de junio de 2017, cuando se cumplen 63 años de la fundación de la televisión colombiana.

Fernando Ramírez Montoya

12 junio 2017 Posted by | Audiencia television, Canal UNO, Canal UNO Colombia, Television Colombia, Uncategorized | Deja un comentario

EL NUEVO CANAL UNO QUE VEREMOS

El Canal UNO por su historia en la televisión de las últimas dos décadas, es de alguna forma, la identidad de un país, es momento de retomar aquellas historias que se han contado reflejando la sociedad en este espejo nacional. A partir del 2 de mayo no impera ya el papel del Estado programando por intermedio de RTVC, el contenido se vuelve determinante en manos de un grupo serio de productores privados. Aunque no es fácil decirlo así. La cultura, los valores y la historia no pueden perder su norte en los contenidos.

uno.ccc

Los primeros meses serán de sequía en la pauta, debido a que el estigma de canal público ha distanciado a las centrales de medios o anunciantes, estos preparan en octubre sus presupuestos de inversión publicitaria, para el próximo año 2018, un año marcado adicionalmente por la proliferación de campañas políticas y elecciones a Presidente. La TDT es una oportunidad para desarrollar un interesante modelo de negocios, RTVC tiene el compromiso de entregar el 90% de la señal digital al finalizar el presente año.

Las ventajas del UNO es que no tienen que ponerse de acuerdo con nadie para sacar un producto al aire, por ejemplo como lo hacen los canales privados nacionales con Noticias, Realitis o novelas. Otra a su favor es que tienen igual o mayor cobertura que Caracol y RCN pero pueden catapultar anunciantes medianos y pequeños, pautar en el corto plazo lanzamiento de productos o servicios; es decir primero foguearse compitiéndole a City TV y prepararse en unos meses para enfrentar ese duopolio “cometorta” publicitaria, que se traga cada año más de un billón de pesos.

Caracol y RCN

Es clave diferenciar en un todo el nuevo Canal UNO con la imagen que tienen los canales privados nacionales, por ejemplo descentralizar la creatividad, vincular el criterio de nación con el criterio de la cotidianidad rural. El UNO es visto mayoritariamente por la provincia colombiana, las 22 ciudades que miden el rating deja por fuera esa audiencia del canal UNO. Es oportuno replantearse qué contenidos van a ofrecer, cómo hacerlo, dónde y cuándo ofrecerle y a quien.

Nadie sabe a dónde nos va a llevar la ola tecnológica, la tv abierta es universal es esencial. Por ejemplo, Caracol TV tiene una programación con los mayores índices de sintonia, sumado la coproducción de documentales y la participación en proyectos de cine, es un plus importante en el nuevo escenario audiovisual.

Esperemos a que en los próximos 60 días se consolide la estrategia, imagen y programación del nuevo Canal UNO y que a partir del 1 de Julio nos deje ver el as debajo de la manga como un locutor de experiencia en la industria audiovisual. Los televidentes pueden encontrar lo que quieran, pero la supervivencia de los canales de televisión depende de los contenidos. Por ahora algo cambia la emisión directamente no la hará RTVC, según un alto directivo, en los proximos días Plural Comunicaciones tendrá funcionando su propio máster de emisión.

David Barrett. Ex CEO -Hearst Televisión, decía en un foro convocado por la Revista Semana “La tv pública y privada son modelos diferentes, son estructuras diferentes, por lo cual su función social es diferente. Si bien tienen principios similares, tienen formas diferentes. La tv pública esta para ser más cultural y educativa. La tv privada busca entretener”

NOTICIEROS UNIDOS O COMPETENCIA INTERNA?                                                                         El Nuevo Canal UNO debe seguir apoyando nuevos periodistas que sigan la senda exitosa que ha logrado catapultar Noticias UNO y el Noticiero CMI.

La licitación para buscar un solo concesionario trajo buenas cosas, fue un joint venture, para los colombianos, un acuerdo de inversión nacional y socio extranjero, que se estableció para potenciar el Canal para la producción y comercialización de nuevos productos.

CM&_logo

Hay cosas regulares, al menos en el papel, la dispersión de la producción de contenidos; no existe una sede que centralice la logística de estudios, la preproducción, producción y la emisión en la parte técnica. Otra, no menos importe es conciliar la imagen de dos moustruos del periodismo, unir en una sola sala de prensa a Coronell y a Amat para realizar una emisión central de noticias, empezando por discutir el nombre, será un proceso muy lento.

noticiasuno

Pero deberían hacerlo pronto porque en materia informativa y programas de opinión es su fuerte. Sería importante como estrategia informativa darle voz a los que nunca han tenido voz. Noticias UNO y Noticiero CMI  son medios formadores de opinión, una ventaja no comercial que tienen sobre los privados. Daniel Coronell y Yamid Amat no querrán fusionar sus equipos de prensa ni mucho menos el good will activo fijo del nombre de sus noticieros.

Ahora que pasamos por una transición entre las formas de lucha y un proceso de convivencia postguerra, el periodismo con credibilidad, la forma del lenguaje y de la palabra, son fundamentales en la puesta en escena de la realidad nacional.

Es la oportunidad que tiene Plural Comunicaciones, con su presidente Felipe Boshell y demás directivos, la de mejorar la relación entre la creación de contenidos, los televidentes y las propias empresas.

Como lo ha dicho en muchos encuentros el crítico Omar Rincón “El discurso colectivo de nación se veía a través de café o de Betty la fea en los canales privados, pero se necesitan discursos integradores de nación, desde la noticia o la ficción” es una oportunidad para Futura Comunicaciones.

ASI LLEGÓ EL CANAL UNO

El concesionario único para el Canal Uno de Operación Pública Nacional, surgió en virtud de lo dispuesto por el Consejo de Estado, el 27 de marzo de 2014. Ordenó que hasta tanto no se contara con las circunstancias propicias, no se podía adelantar proceso licitatorio alguno.

El CONPES 3815 de 2014 estableció una línea de acción en el desarrollo e implementación del proyecto “Inversiones Operador Público de TV”, que tiene su origen en los planteamientos de política pública consignados en los dos últimos Planes Nacionales de Desarrollo y en el Plan Vive Digital 2014-2018, cuyo objetivo era entre otros la televisión social y asegurar la sostenibilidad del servicio.

uno.aaa

La Autoridad Nacional de Televisión ANTV, hizo el contrato interadministrativo 292 de Septiembre de 2015, con la Facultad de Mercadeo de la Universidad Nacional, para que realizara un estudio integral de la televisión abierta y cerrada en Colombia.

Este estudio le permitió a la ANTV entender y redefinir problemáticas que persistían; encontrar y recomendar las soluciones más apropiadas en diversas materias desde lo técnico, tecnológico, mercadeo y cultural hasta lo social y ambiental.

La Concesión autoriza a las entidades públicas o a los particulares a operar o explotar el servicio de televisión, con la salvedad que el Estado conserva la titularidad, control y vigilancia del mismo, en tanto su prestación encarna el ejercicio de la función pública

La Concesión entregada por ANTV al nuevo grupo Plural Comunicaciones S.A.S. no implica otorgar la frecuencia radioeléctrica por tratarse únicamente de los espacios de televisión del Canal Uno.

ASÍ LLEGARON LOS CONSECIONARIOS A QUEDARSE CON LOS ESPACIOS DEL UNO

En 2003 los concesionarios Jorge Barón, NTC y CMI pagaron cada uno $29.500 millones para acceder a la prórroga partir del 1 de enero de 2004 hasta el 31 de diciembre de 2013, en principio no prorrogable. Pero fue necesario disponer de un tiempo adicional de 40 meses, al originalmente planeado para darle tiempo a la valoración y los plazos legales para realizar un proceso de licitación pública, para elegir el o los nuevos concesionarios.

En consecuencia, las partes convinieron ampliar el plazo de ejecución de los contratos de concesión, por término de 40 meses, contados a partir del enero de 2014 hasta el próximo 30 de abril 2017; en ningún caso habría prórrogas.

El proceso tuvo algunos tropiezos generados por abogados de Jorge Barón Televisión y de Programar Televisión, también se sumó la declaración del representante de Caracol Televisión quien dijo que está en trámite de demandar a la ANTV porque en los supuestos de los estudios previos afirmaron de manera falsa y tendenciosa que “el esquema de concesión del Canal UNO había fracasado desde el año 2000 porque Caracol y RCN habían realizado un consorcio para vender la pauta publicitaria”

uno.bbb

Finalmente el 30 de noviembre a las 11:45 se abrió el sobre de la Licitación para Concesionar por primera vez un Canal Público Nacional a un solo Consorcio. Los ganadores fueron Plural Comunicaciones S.A.S.

Esperemos que las decisiones que toman hoy tanto el Consejo de Estado como el Mintic y la ANTV sean las correctas, para que en 10 años o menos no se sufran las consecuencias.

Uno de los competidores en materia de sintonía para el nuevo Canal UNO es el Canal City TV, que en papeles es emisión local para Bogotá, pero eso es mentira ese canal pidió o negoció incluir su señal en todos los cableoperadores de Colombia, recordemos que la televisión por suscripción en Colombia tiene concentrada su cobertura en el 76% del territorio.

La extinta CNTV adjudicó, por intermedio de la Resolución 372 del 26 de mayo de 1998, a la sociedad CASA EDITORIAL EL TIEMPO S.A., una estación local de televisión para Santa Fe de Bogotá, hoy Bogotá D.C; y mediante la Resolución 434 del 11 de junio del citado año, se le asignaron frecuencias para la operación de su estación local.

Plural y ANTV firmaron el Contrato de Concesión No. 001 del 10 de enero de 2017 para la utilización y explotación por su cuenta y riesgo, de los espacios de televisión del canal nacional de operación pública, Canal Uno. Por lo cual Plural Comunicaciones pagará en ocho cuotas la suma de $107.500 millones.

El nuevo canal UNO debe pagar de entrada los primeros $13.000 mil millones correspondiente a la primera cuota el próximo 3 de mayo de 2017.

Colombia tiene una particular situación de mercado comparada con España, mientras en Colombia el mercado tiene alta concentración de televidentes por la baja cantidad de canales, en España cuenta con 24 canales diferentes en ocho operadores. A partir de enero de 2020 ya se tienen disponibles las frecuencias adicionales 18 – 19 y 20 para nuevos canales nacionales privados.

De otra parte existe gran oportunidad para desarrollar canales locales radiodifundidos con ánimo de lucro, si los técnicos de ANE utilizan al máximo la disponibilidad de espectro.

El poder de la tv para influenciar la opinión se acentuó desde los años 80s. Se atenuó la explosión informativa de la radio, dada su oportunidad y agilidad, para impactar los oyentes, pero la proliferación de noticieros de televisión en esa década, se dio por cuestiones técnicas, llegó el famoso flay away, para contra-restar la inmediatez de la radio.

Ese poderío sigue vigente, es hora que Futura avizore el futuro de este género y rompa el paradigma.

25 abril 2017 Posted by | Canal UNO, Plural Comunicaciones, Uncategorized | Deja un comentario